Descubre en la siguiente historia por que un cliente potencial de una compañía decide no contratar sus servicios después de usar su baño.

Jorge se prepara para el gran día, luego de varios meses de seguimiento logró concertar una cita con uno de los gerentes de la transnacional más importantes de su país. Se prepara y revisa cada detalle, desde su vestimenta y las palabras que usará hasta su presentación comercial, pues no quiere dejar espacios para el error porque conoce lo minucioso que puede ser su prospecto, don Pedro Contreras.

Siendo un líder dentro de una corporación con presencia en más de 14 países don Pedro, acumula al menos 2 décadas de experiencia en el mundo de los negocios y ha podido ser parte de distintos procesos, velando desde sus inicios por la productividad. Luego de años de dedicación y escalada profesional comprendió que el compromiso de los colaboradores de una organización se puede medir en las condiciones de higienización de los espacios comunes e individuales, porque como él mismo diría “un lugar desordenado en lo visible, puede ocultar más desorden en lo que no se ve” y con esta, su propia ley de los negocios se ha encargado de juzgar las decisiones de negociación más relevantes a su cargo.

Esta información se ha esparcido en el sector y cualquiera que desee impresionar a don Pedro busca expresar tanto en su persona como su equipo la higiene y buenas costumbres, no solo por tener la oportunidad de compartir una charla con tan preciado personaje, sino por entender que puede lograr grandes contratos con la organización que representa.

“Muchachos, vengan un momento por favor” convoca a viva voz  Jorge, seguro de haber preparado todo a la perfección para la que podría ser la junta más importante de su carrera… “Recuerden todo lo que nos hemos preparado para este día, sigamos el plan y pronto disfrutaremos de esa comisión que tanto queremos” le dice a su equipo justo antes de sonreír y de retirarse para definir algunos detalles previos a la presentación. Desodoriza la sala de juntas para prevenir cualquier mal olor que le robe la tan apreciada atención de su invitado, verifica el funcionamiento de los elementos técnicos que necesitará y espera pacientemente a su cliente, pues conoce su fama, nunca llega tarde a una reunión, mientras repasa mentalmente algunas notas.

Tal como fue planificado, hace acto de presencia a las instalaciones de la empresa don Pedro en compañía de sus asistentes y observa a empleados felices y productivos trabajar en un ambiente fresco. Pasa a la sala de reuniones y se consigue con un anfitrión pulcro y en un entorno agradable, mientras es atendido con los mayores cuidados, comienza una fantástica presentación por parte de Jorge y hasta el momento todo magnífico. Cuando Jorge ve que luego de que su cliente pidiera ir al baño y pasan unos largos minutos antes de volver comienza a sospechar que algo anda mal, ya la expresión de don Pedro ha cambiado y apresura el término de la reunión.

A los minutos, un Jorge desconcertado se acerca apresurado a su cliente que se encuentra ya en el estacionamiento y pregunta que si su cambio se debió a la impresión que tuvo del baño a lo que le respondió don Pedro:

  • “Jorge, tienes todo lo que podría impresionar a un alto ejecutivo, pero una empresa no solo debe parecer productiva, debe serlo… La falta de higiene y desodorización de un espacio tan importante como lo es el cuarto de baño comienza a desmotivar e incomodar a los empleados, propiciando un mal ambiente que poco a poco, al igual que un mal olor, comienza a esparcirse por todos lados. Esto representa una amenaza para la corporación que represento, espero sepas entender. Llámame cuando este problema esté resuelto y conversemos nuevamente”

Dejar que sus clientes entren a  un baño con malos olores y poco higienizado atenta contra sus negocios, en Balor podemos realizar evaluaciones que permiten develar el nivel de limpieza y desodorización que poseen sus cuartos de baños, contáctanos para una demostración.

De este modo nuestro amigo Jorge, luego de hacer reformas que cooperarán a  baños más saludables y de ver los resultados en su empresa comprendió ese gran consejo que recibió, además de entender cuán lucrativo podría ser en estos momentos el negocio que maneja de haber cuidado ese pequeño espacio que muchas otras veces pasó por alto.

David Echavarria
Presidente de BALOR

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.